Adiós cariño, adiós (31-03)

Como tener una placa de hierro apretándome el pecho,
bloques de hielo se deshacen y sigue haciendo frío.
Tanto silencio,
el polvo que se levanta después de derrumbarse un edificio,
tanto silencio.

No mires las fotos
Pero las miro,
No mires fotos hasta dentro de un tiempo
Pero tengo que ver sus ojitos un poquito más,
Que el amor que siento necesito sentirlo
aunque me duela mucho.

Mi niña,
Mi amor,
Siempre estarás conmigo,
Aunque ya no estés aquí.

Una niña contenta con la marca de su arañazo
y una adulta que te llora desde el pecho

Cargan con el pelito negro de toda una vida

Y te dicen poco a poco y día a día

Adiós cariño,
Adiós.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s